logo-mini

De paseo con Mónica

Puedes compartir en

De paseo con Mónica

La ilusión con la que Mónica preparó cada detalle de la sesión, hace que me esfuerce más en que saliese todo como esperábamos. Pero incluso el viento que hizo esa tarde, y que podía echar a peder la sesión, nos ayudó a que el resultado fuese mucho mejor de lo previsto.

Fiel a su forma de ser, que es lo que siempre busco en estas sesiones, que sea ella misma… alegre, positiva, dinámica, chispeante, este coctel hizo que nos lo pasáramos en grande. Las sesiones suelen ser muy divertidas, pero esta fue un no parar de risas y carcajadas, y queda reflejado en alguna foto.

Ni más ni menos que seis cambios de ropa, una tabla de kiteboard, un mini estudio improvisado y continuos cambios de encuadres, hacen de esta sesión la más camaleónica que he realizado.

Tantos tipos de fotos me ayudan a seguir probando cosas nuevas, no solo con la cámara si no también con el revelado.


Leave a Comment